214 424 890 info@yourdomain.com

Césped artificial para piscina

Actualmente son innumerables las zonas donde podemos implementar el césped artificial, desde los lugares más comunes hasta los menos pensando, todo con el fin de conseguir ese ambiente especial donde se pueda sentir a gusto y disfrutar de un momento diferente.


Este fenómeno ocurre gracias a lo fácil y práctico que se han vuelto los céspedes artificiales para la población. Una de sus ventajas es su rápida y simple instalación tanto en los jardines, áticos, habitaciones, terrazas y hasta en las piscinas podemos encontrar la hierba artificial bien sea de color verde tradicional o de otros colores.

Conversemos un poco de la instalación del césped artificial en las piscinas, usualmente en estos lugares encontramos un piso de baldosa o de cemento, dando un aspecto tradicional y un poco a la antigua, en la actualidad se utiliza el césped artificial por varios motivos que detallaremos a continuación.

Uno de los principales y más importante motivo por el cual se recomienda la implementación del césped artificial en las piscinas es porque este no resbala al caminar con los pies mojados sobre esta superficie, por el contrario, este tiene una alta adherencia incluso mejor que los azulejos o baldosas.

Otro aspecto importante y que muchos se estarán preguntando es, ¿el césped artificial se calienta como el piso tradicional con el sol? La respuesta es no, esta hierba es resistente a los rayos UV y en tiempos de verano adapta una temperatura caliente pero bastante soportable, si queremos que este se mantenga a una temperatura más baja, solo basta con regarla con un poco de agua y esta se mantendrá fresca por bastante tiempo.

Las fibras del césped artificial son suaves y por lo tanto genera una sensación agradable debajo de los pies, logrando una buena comodidad al momento de retirarse de la piscina, al mantenerla fresca no se quemaran los pies como normalmente suele ocurrir con los pisos de azulejos, baldosa o cemento.

Como ya se conoce, el césped artificial es bastante resistente, sus fibras y color se mantienen durante un largo tiempo si le damos los cuidados y mantenimientos necesarios, que en cierto modo no se requiere horas ni días continuamos para mantenerlo fresco, pero ahora surge la siente interrogante ¿el cloro que contiene la piscina podrá dañar la hierba artificial?


Esta duda es muy normal que se presente, pero la respuesta es no, debido a que la fibra del césped en su proceso de elaboración es tratada para que no se pierda el color al momento de entrar en contacto con el cloro o con cualquier removedor de manchas que pueda poner en riesgo el color o las hebras del césped.

Uno de los aspectos que contribuye para la instalación del césped artificial en las piscinas, es que gracias a su sistema de drenaje, no se presentará estancamiento del agua. Se podrá salir goteando de la piscina las veces que se desea sin preocupación de mojar el césped y que el agua quede de estancada generando charcos.